La diabetes

Placa aterosclerótica en la arteria carótida: síntomas y tratamiento

La aterosclerosis de las arterias carótidas es una patología bastante común que, gracias a la intensificación de la vida moderna, recientemente se ha vuelto mucho más joven.

La enfermedad provoca la aparición de varias complicaciones graves en el cuerpo, que conducen a anomalías en el cerebro.

El peligro de la enfermedad es que en el proceso de su desarrollo en la cavidad de la arteria carótida en la superficie interna de la pared vascular, se forman depósitos de colesterol en forma de placas.

La placa aterosclerótica en la arteria carótida conduce a la superposición de la luz del vaso, lo que interrumpe la circulación sanguínea normal en los tejidos cerebrales, causando un mal funcionamiento en su funcionamiento, por lo tanto, el tratamiento de la patología debe iniciarse inmediatamente, inmediatamente después de que se detectan los primeros signos de la enfermedad.

Las principales causas de la enfermedad.

En perfecto estado, las arterias carótidas deben funcionar sin problemas.

La función de estos vasos sanguíneos es suministrar al cerebro suficiente sangre. La sangre proporciona a las células nerviosas la nutrición y el oxígeno, y se lleva los productos de su actividad vital.

Con el tiempo, en el curso de su funcionamiento, las paredes de las arterias carótidas pierden parcialmente su elasticidad y pueden estrecharse.

La disminución de la luz interna de las arterias y el cambio en el grado de elasticidad se producen debido a la deposición de depósitos de colesterol en las superficies internas de la pared vascular.

El daño a las paredes de los vasos sanguíneos arteriales puede ocurrir por varias razones.

Hasta la fecha, la medicina no ha establecido de manera confiable todas las causas de la aterosclerosis en el cuerpo.

Los médicos hablan de los factores de riesgo que contribuyen al desarrollo de la patología.

Se distinguen los siguientes factores de riesgo:

  1. una persona tiene malos hábitos, como fumar tabaco y abuso del alcohol;
  2. Hipertensión arterial: aumento persistente a largo plazo de la presión arterial;
  3. Violaciones en el trabajo de los órganos de secreción interna.
  4. Patologías en la aplicación del metabolismo de las grasas.
  5. el consumo de alimentos nocivos y trastornos de la alimentación recomendados por el médico tratante;
  6. susceptibilidad genética al desarrollo de la patología;
  7. estrés emocional estresante en el cuerpo;
  8. mantener un estilo de vida con actividad física insuficiente;
  9. la presencia en el cuerpo de los efectos de algunas enfermedades infecciosas;
  10. trastornos del sistema inmunitario - patología autoinmune;
  11. la presencia de diabetes en humanos;
  12. La presencia de niveles plasmáticos elevados de niveles elevados de lipoproteínas de baja y muy baja densidad.

La mayoría de las veces, en el cuerpo de una persona que padece patología, existen varios factores de riesgo y actúan en un complejo. Tales efectos en el cuerpo aceleran la progresión de la enfermedad.

En casos muy raros, el desarrollo de la patología puede deberse a la presencia de un aneurisma o displasia carotídea.

Signos característicos del desarrollo de la patología.

Un rasgo característico de las lesiones ateroscleróticas del sistema vascular es que en las etapas iniciales de su desarrollo prácticamente no tiene manifestaciones.

La patología vascular en las primeras etapas de la progresión, sin tener síntomas característicos, es difícil de diagnosticar. La mayoría de las veces, el médico revela la presencia de la enfermedad ya en esas etapas cuando la lesión de los vasos sanguíneos alcanza un nivel pronunciado.

Hay una serie de signos que permiten asumir que un paciente tiene una enfermedad.

La aparición de ataques isquémicos que pasan rápidamente debe alertar al paciente.

Los síntomas característicos de tales ataques son:

  • La aparición de hormigueo y entumecimiento de una mitad del cuerpo.
  • La aparición de picazón en las extremidades.
  • Alteración de las funciones del habla, más a menudo en este caso, el habla se vuelve ilegible.
  • Deterioro visual en un ojo.
  • Disminución de la sensibilidad de una extremidad.

A medida que avanza la enfermedad, estos síntomas gradualmente se vuelven más brillantes y aparecen con más frecuencia. La duración de los ataques transitorios comienza a aumentar con el tiempo.

Los síntomas característicos de la aterosclerosis de las arterias carótidas también son un precursor del desarrollo de un accidente cerebrovascular.

Estos síntomas indican que el viaje al médico no debe posponerse.

Opciones para el desarrollo de la enfermedad y métodos de diagnóstico.

La complicación más peligrosa que resulta de los cambios ateroscleróticos en las arterias carótidas es el accidente cerebrovascular.

En ausencia de medidas terapéuticas destinadas a estabilizar la salud, las placas de colesterol aumentan de tamaño hasta que se produce el bloqueo vascular.

Hay varias opciones para el desarrollo de la enfermedad en caso de estenosis del vaso.

Las principales opciones son las siguientes:

  1. Hay una disminución progresiva en el flujo de sangre arterial a las células del cerebro.
  2. Rotura de placas ateroscleróticas. Como resultado del desarrollo de tal escenario, se producen placas desprendidas con el flujo de sangre en vasos más pequeños con bloqueo subsiguiente. Esta situación lleva a bloquear el proceso de suministro normal de sangre a ciertas secciones del tejido cerebral, lo que conduce a la muerte del tejido.
  3. Bloqueo de la luz del vaso por un coágulo formado por un coágulo de sangre. Esta situación surge como resultado de la ruptura de la placa y la acumulación en el lugar de la ruptura de las plaquetas. Las plaquetas forman un coágulo de sangre. En el caso de la formación de un coágulo de sangre grande, comienza a disminuir el bombeo de la sangre, lo que conduce a un ataque de apoplejía.

Se utilizan métodos de diagnóstico instrumental y de laboratorio para la detección oportuna de patologías.

En primer lugar, se requiere un examen completo del paciente.

El diagnóstico de la enfermedad comienza con la colección de anamnesis. En el proceso de examen, el médico revela la presencia de factores de riesgo para la enfermedad.

Durante el examen del paciente, las arterias carótidas deben someterse a una audición.

También durante la inspección, se mide la presión arterial. El aumento del valor de este indicador puede indicar la presencia de trastornos en las arterias carótidas.

Una etapa obligatoria del examen es una ecografía con Doppler vascular. El uso de esta técnica de diagnóstico es completamente seguro y le permite determinar con precisión el diagnóstico.

En caso de dudas en los indicadores de diagnóstico, se utilizan los siguientes métodos para aclarar el diagnóstico:

  • tomografía computarizada: una técnica que le permite determinar con precisión la estructura del vaso arterial, para el examen mediante este método requiere la introducción en el torrente sanguíneo de un compuesto de contraste;
  • resonancia magnética;
  • Examen de vasos mediante angiografía utilizando compuestos de contraste.

El último método de examen se ha utilizado recientemente muy raramente, ya que puede contribuir a la separación de la placa y su posterior migración a través del sistema circulatorio.

Tratamiento de la aterosclerosis carotídea

Si la placa aterosclerótica en el lumen del vaso no solo se forma, sino que también ha crecido, lo que provoca un suministro sanguíneo deficiente al tejido nervioso, el tratamiento de la enfermedad debe iniciarse de inmediato.

Con este estado de deposición de colesterol, el significado del tratamiento no es disolver la deposición, sino prevenir su desestabilización. El hecho es que, en caso de rotura de la membrana, se forma un trombo en el lugar de la placa que puede provocar el desarrollo de una apoplejía.

Uno de los factores más importantes para un tratamiento exitoso es la normalización del colesterol en el plasma sanguíneo. Como regla general, el crecimiento de los depósitos se detiene si el nivel de LDL y VLDL en el cuerpo se normaliza.

Para lograr resultados positivos del tratamiento, se recomienda al paciente que siga una dieta especial.

En el proceso de tratamiento, tanto los métodos médicos como la intervención quirúrgica se utilizan para normalizar el suministro de sangre a las células del cerebro.

Las arterias carótidas son las principales carreteras para suministrar sangre al cerebro, por lo que la salud de las células nerviosas depende de su condición.

Cuando se realiza una terapia farmacológica terapéutica, se utilizan medicamentos que pertenecen a diferentes grupos de medicamentos.

Después del examen, el médico, basándose en sus resultados, selecciona la lista más óptima de medicamentos que deben tomarse durante el tratamiento.

Como regla general, se utiliza un enfoque integrado para el tratamiento de esta dolencia, con el uso de tabletas que pertenecen a los siguientes grupos de medicamentos:

  1. Estatinas
  2. Fármacos antiplaquetarios.
  3. Ácido nicotínico.
  4. Fibratos y algunos otros.

El uso de medicamentos debe ir acompañado de la observancia de la nutrición dietética y un aumento de la carga física en el cuerpo.

En ausencia de resultados positivos en el tratamiento con el uso de medicamentos o en la detección de la enfermedad en un estado de abandono, cuando la placa alcanza un tamaño significativo y cubre casi toda la luz del vaso sanguíneo, se aplica un método de tratamiento quirúrgico.

El método de intervención quirúrgica está determinado por el cirujano vascular, teniendo en cuenta los resultados del análisis y las características del paciente.

En la etapa actual, se utilizan los siguientes tipos de tratamiento quirúrgico de la aterosclerosis carotídea:

  • endarterectomía carotídea;
  • coagulación con láser de placa;
  • colocación de stent en la arteria.

El primer método le permite eliminar la placa con la ayuda de la escisión del vaso. El uso de un láser le permite eliminar los depósitos sin escisión, y la instalación de la endoprótesis permite restaurar la permeabilidad del vaso expandiendo sus paredes.

Cada uno de los métodos utilizados tiene su propia lista de indicaciones y contraindicaciones para su uso.

Debe recordarse que la aterosclerosis es una patología que no está completamente curada, por lo tanto, para mantener la salud del paciente, se requiere seguir la dieta recomendada de por vida y seguir todas las recomendaciones del médico.

Métodos tradicionales de tratamiento y pronóstico de la enfermedad.

En ese caso, si estamos hablando de aterosclerosis de los vasos sanguíneos que suministran cerebro al cerebro, cualquier autotratamiento está contraindicado. Antes de usar remedios tradicionales, se recomienda consultar con su médico sobre este tema. El uso independiente de cualquier fondo puede costarle la vida a una persona.

Los remedios populares, recomendados por un médico, deben usarse para normalizar la salud solo en combinación con la recepción de medicamentos especiales prescritos.

Como regla general, los médicos recomiendan tomar decocciones de rosa silvestre y espino. Además, ayuda a quemar el colesterol, ajo, cebolla, limón y remolacha.

El pronóstico de la enfermedad es ambiguo. En este caso, el resultado del curso de la enfermedad está influenciado por un gran número de factores y características del paciente.

En el caso de que se detecte una enfermedad en las primeras etapas de la progresión, el pronóstico es favorable, ya que el uso de un tratamiento oportuno y adecuado en combinación con una dieta puede ralentizar o detener significativamente la progresión de la patología.

Al identificar la enfermedad en las últimas etapas, la probabilidad de que surjan complicaciones como el accidente cerebrovascular y el ataque cardíaco aumenta muchas veces, lo que puede desencadenar la aparición de un resultado letal.

En la aterosclerosis de las arterias carótidas descrita en el video de este artículo.

Loading...